Daniel Piñango: “Dios me quería en la Medicina Integral Comunitaria”

Captura de pantalla 2014-01-09 a la(s) 13.03.42

“La Medicina Integral Comunitaria llegó para quedarse” asegura el Médico Integral Comunitario (MIC) Daniel Piñango, quien obtuvo el primer lugar en el Concurso de Postgrado 2013 en el área de Cirugía General, que realizó la Universidad del Zulia (LUZ), y donde participaron 900 médicos cirujanos venezolanos y extranjeros, entre ellos 4 MIC.

“No fue un primer lugar de Daniel Piñango, sino el primer lugar de la Medicina Integral Comunitaria, que es igual a la que imparten en cualquier otra universidad tradicional”, aclara este joven que ya se vislumbra como un Brillante de la medicina.

El primer lugar, en el concurso que auspició la Universidad del Zulia no ha sido el único y mucho menos el primer triunfo que obtiene el Médico Integral Comunitario, Daniel Piñango.

“Quedé en primer lugar en varias oportunidades a nivel municipal, estatal y nacional. Una vez que se ganó a nivel nacional viajamos para Cuba a un Congreso Internacional de Universidades, donde competimos con personas de todo el mundo y allá también pudimos obtener el primer lugar”, resaltó.

Afirmó que para él fue un orgullo conocer al Presidente, tras ganar el concurso científico realizado en el I encuentro de Estudiantes del Programa de Medicina Integral Comunitaria, con un trabajo investigativo denominado “Factores asociados al destete precoz”, que realizó junto a su compañero David Meleán y el doctor Guillermo Medina Fuentes. El Comandante -en cadena nacional- le extendió la mano, felicitándolo por su logro y le dijo que tenía cara de médico, pero que le faltaba mucho y esperaba lo mejor de él.

Ganar el Concurso de Postgrado 2013 de LUZ significó para Piñango algo maravilloso. “Muchas personas no creían que un Médico Integral Comunitario hubiese obtenido el primer lugar, en una de las especialidades más codiciadas a nivel nacional como lo es la Cirugía General. Fue un triunfo de la Revolución, fue un triunfo de las políticas del comandante eterno Hugo Chávez Frías, y por el cual le estoy agradecido. Siento que le cumplí a Dios, a mis padres y al Presidente, cuando me dio un premio y yo le prometí ser el mejor”.

Un sueño que la Revolución cumplió

En el 2005, se inició la carrera de Medicina Integral Comunitaria en el país, por mandato del presidente eterno Hugo Chávez Frías, a través de un convenio efectuado con la República de Cuba. Esta profesión se imparte en varios países como: Canadá, Argentina y Cuba.

En ese año, con apenas 16 años y aún en la secundaria, a Piñango no le dieron la oportunidad de estudiar Medicina en la única casa de estudios que la impartía en el Zulia (LUZ). Presentó pruebas de psicotecnia, así como el examen físico y la de conocimiento, pero a pesar de que su desempeño académico era muy bueno en bachillerato y que obtuvo buen puntaje en la prueba de admisión de la Escuela de Medicina de la Universidad del Zulia, lamentablemente no quedó seleccionado.

“Eso me decepcionó mucho. Yo en ese entonces no conocía la Medicina Integral Comunitaria; posteriormente me entero por los vecinos de mi comunidad que los compatriotas, los médicos cubanos, estaban haciendo un censo para las personas que aspiraran estudiar Medicina, yo sentí que me abrieron no una puerta, sino un portón, porque era una posibilidad de que yo cumpliera mi sueño de ser médico”, contó.MIC

Destacó que cuando supo que quería ser médico, no pensó en qué Universidad podía estudiar, pues solo se planteó salvar vidas. “Yo siempre quise estudiar medicina, siempre me llamó la atención ayudar a las personas. Yo creo que la medicina no es una carrera, no es un trabajo, es una vocación”.

Detalló que en el momento de presentar la prueba para intentar ingresar a la Medicina Integral Comunitaria todavía no se había graduado como bachiller, por esa razón, se dirigió al médico cubano que estaba coordinando la prueba de Admisión para los aspirantes a estudiar esta carrera y le planteó su situación.

La respuesta del galeno cubano fue contundente: “El Gobierno Bolivariano busca incluir, no excluye, y si no te has graduado, el Gobierno bolivariano te va a esperar, porque tú le haces falta a este país, a este Sistema Público de Salud”.

Para ese joven que soñaba verse vestido con una bata blanca, ayudando a los demás: “Esas palabras me llegaron al corazón y entendí que Dios no me quería allá, sino en la Medicina Integral Comunitaria. Pienso que si Dios y el Gobierno Bolivariano me dieron la oportunidad, la única forma de remunerar eso es tratando siempre de ser el mejor”.

Objetivos de la MIC

El galeno explica que la carrera dura 6 años y medio y la carga horaria es de 14 mil horas, mientras que en las universidades del país que dan Medicina es de 7 mil. “Nosotros desde el primer año estamos vinculados con el paciente en la comunidad y a partir del tercer año nos trasladamos a los hospitales del Sistema Nacional Público de Salud”.

Precisó que el objetivo de la Medicina Integral Comunitaria se enfoca más que todo en la prevención, sin embargo, eso no quita la parte curativa, la de rehabilitación y la de promoción, que se les enseña en la carrera.

El joven profesional asegura que un Médico Integral Comunitario está en la capacidad de promover la salud, prevenir enfermedades, diagnosticar patologías a nivel de la medicina general y rehabilitar aquellos pacientes que tienen secuelas de alguna enfermedad. “La medicina integral comunitaria llegó para quedarse, y lo que tanto fue criticado al principio, eso es lo queda para rato”, sentenció.

(Prensa SAHUM) Joremy Borjas

Show Buttons
Hide Buttons