El OXIGENO: DIFERENCIA ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE

“Cuando ya una persona necesita oxígeno suplementario está mal, está muy mal, es una persona que necesita hospitalizarse inmediatamente”. Quien así lo alerta es el doctor Eudo Sumalave, Director de Atención Médica, del Servicio Autónomo Hospital Universitario de Maracaibo (SAHUM) al tiempo que recomienda a las personas, que cuando se sientan enfermas procuren atención médica, porque a propósito del Coronavirus “la mayoría de las veces con el puro tratamiento médico el paciente mejora y no termina llegando a la neumonía grave que necesita oxigeno suplementario”, dijo.

La autoridad médica explicó, que el oxígeno medicinal se utiliza desde hace muchos años “lo que pasa es que al tratarse de pacientes con Covid se ve más acentuado, porque provoca el problema del pulmón que se engrosa y el oxígeno no pasa con suficiente cantidad hacia la sangre; entonces, al suplementarle el oxígeno pasa un poco más rápido y con más concentración a la sangre”, detalló.

FUNDAMENTAL EN QUIRÓFANOS Y UCI

El oxígeno medicinal se utiliza en los quirófanos y en las unidades de cuidados intensivos (UCI) así como en la atención domiciliaria de pacientes que lo necesiten.
Hace referencia al oxígeno medicinal para aclarar “no es un tratamiento, no es un medicamento, es una forma de suplementar las necesidades de oxígeno de una persona. En el aire existe oxígeno, pero a veces la presión de oxígeno que hay en el aire no es suficiente para que el paciente se oxigene -como pasa con un paciente que tiene Covid- por eso se tiene que suplementar con oxígeno medicinal que viene concentrado casi en un 100 por ciento”.

LA DISTANCIA ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE

Es importante saber que el Covid-19 genera una lesión pulmonar que ocasiona que el paciente requiera una gran cantidad de oxígeno. A mayor lesión pulmonar, el requerimiento de oxígeno, que normalmente es de 21 por ciento, termina siendo de 100 por ciento en los pacientes que no reciben ventilación mecánica. Por esta razón, uno de los síntomas de este virus es la insuficiencia respiratoria. El oxígeno representa la diferencia entre la vida y la muerte para un paciente que se recupera de coronavirus, a juicio de médicos especialistas en la materia.

CÓMO SE APLICA?

El doctor Sumalave explicó, cómo se suministra «las personas piensan que colocar el oxígeno de alto flujo en más de 15 litros por minuto es beneficioso -pero yo siempre le explico a los residentes- que hacerlo de esa manera, más bien es perjudicial. Tiene su indicación y tiene la cantidad específica que debe ser, porque en adelante cuando sobrepasa la necesidad del paciente, es tóxico”.
Continúó explicando, “las personas creen que por tener una saturación del 100 por ciento están mejor -eso no necesariamente es así- y cuando ya pasa de 95 o 98 por ciento de saturación, ya no es beneficioso para la persona sino perjudicial”.

CÓMO FUNCIONA?

Este oxígeno medicinal -de acuerdo con autoridades médicas- es el se suministra a los ventiladores mecánicos, máquinas que contienen una turbina interna que generan flujo de aire a presión, introducido en la parte superior del aparato respiratorio, mediante un tubo y una mascarilla: introduce y saca aire de los pulmones, a cierta frecuencia respiratoria y en cantidades previamente determinadas para llevar oxígeno a las células, asistiendo o sustituyendo la respiración normal del paciente. Su uso debe ser supervisado por un profesional de la salud.

PROCESO PARA OBTENERLO

Para convertir el oxígeno en medicinal se mezcla con otros elementos; sobre todo, con el nitrógeno y otros gases en menor medida. Debe cumplirse con especificaciones técnicas precisas para eliminar remanentes o residuos de otros productos, por lo que se debe almacenar en contenedores especiales solo destinados a oxígeno medicinal; como son, los tanques criogénicos, grandes y pequeños, en donde se almacena y transporta.

En el caso de los hospitales, el almacén es de grandes cantidades. Finalmente, se encuentran los cilindros de hasta 10 metros cúbicos, en donde el oxígeno se encuentra comprimido en estado gaseoso, dejando de ser líquido por medio de vaporizadores, según explican especialistas en la materia.
Durante la evaporación paulatina del aire líquido primero se evapora el nitrógeno, y el líquido restante se enriquece aún más con el oxígeno. Al repetir muchas veces este proceso en los platos rectificadores de los pilares separadores del aire se obtiene el oxígeno, nitrógeno y argón líquidos de pureza requerida.

NO ES MOMENTO DE BAJAR LA GUARDIA

Es importante no relajar las indicaciones preventivas ante el Covid-19 y sus variantes. Debe la población observar con atención como la nueva variante es alta en contagio y en consecuencias fatales de no cumplir con las recomendaciones. No es momento de bajar la guardia; sino muy al contrario, reforzar las medidas contribuye a mantener la salud de la población.

Redacc: María E. Araujo/ Fotos: Luis Roa/Gabriel Jiménez/Alirio Chirinos
Prensa SAHUM.