MANCHAS O LUNARES EN LOS OJOS PODRÍAN INDICAR CANCER

Existen varios tipos de cáncer que se manifiestan en diferentes órganos del cuerpo humano; hay muchos que son conocidos, como lo son: el cáncer de pulmón, cuello uterino, mama; entre otros, pero hay algunos que causan intriga o son pocos conocidos; y entre ellos se cuenta, el cáncer ocular o de ojos.

EL CÁNCER OCULAR MELANOMA

El Cáncer Ocular Melanoma Intra-ocular, se manifiesta con la presencia de tumores malignos, que se desarrollan, a causa de un crecimiento desordenado de células, pudiendo afectar las partes externas e internas de los ojos; dependiendo del área en la que se encuentren (párpados o globo ocular) de esa misma manera son denominados.

CLASIFICACIÓN DEL CÁNCER DE OJOS

Para dar una clasificación, hay que tener muy en cuenta, el lugar donde se sitúan los tumores.
En este caso, el Doctor Alexander Rabinovich, Jefe del Servicio de Oftalmología del Servicio Autónomo Hospital Universitario de Maracaibo (SAHUM) explicó “se clasifican en 4 tipos: Tumores de la Órbita, se encuentran en la cavidad ósea (hueso) donde está el ojo alojado; Tumores de Párpados, se ubican en la estructura de piel que cubre el globo ocular; Tumores de la Conjuntiva (membrana que envuelve al ojo) y Tumores Intra-oculares que lamentablemente aparecen dentro del ojo”, destacó.

TAMBIÉN AFECTA A LOS NIÑOS

Por otra parte, existe en los niños un tipo de cáncer ocular, llamado Retinoblastoma –se crea por una mutación genética que afecta principalmente a la retina– esto se produce por un crecimiento desordenado en las células nerviosas de la retina.
Los tumores que aparecen pueden ser malignos o benignos y son comprobados con un examen de biopsia.

CAUSAS DEL CÁNCER OCULAR

Es importante saber las causas de este tipo de cáncer; y es que son diversos los factores que pueden ocasionar la enfermedad cancerígena, continuó Rabinovich,
“Los rayos ultravioleta (UV) son una causa y pueden generar los denominados tumores palpebrales que son los más frecuentes, ya que están más expuestos a la luz del sol; otra causa, son los factores genéticos, deformidades o malformaciones y las predisposiciones –madre o padre que haya tenido un tumor ocular– y que desafortunadamente los hijos hayan heredado esa patología”, especificó el especialista.

LOS OJOS NOS AVISAN LA PRESENCIA DEL CÁNCER

Si bien es cierto, que no se deben hacer ideas erróneas sobre algún lunar o tumor en el ojo, lo mejor es prevenir y consultar con un oftalmólogo para despistar algún indicio de malignidad; y no solo cuando se tenga una lesión visible, lo recomendable es ir al especialista cuando sienta molestia en los ojos.
Prosiguió Rabinovich explicando, la forma de detección de este tipo de lesión “dependiendo de las características que tenga el tumor o lesión, el especialista realiza una biopsia y cuando tenga el resultado da un diagnóstico; ya que no todo lunar o tumor que se tenga en el rostro, párpado u otra parte del rostro, tiene que ser una lesión maligna” detalló.
A su vez, el Jefe del Servicio de Oftalmología, del Gigante de la Salud del Occidente Venezolano, advirtió lo que puede suceder, si no se atienden a tiempo los tumores oculares “así como pasa con los tumores malignos -en cualquier parte del cuerpo- el riesgo principal de no acudir al médico sería hacer el diagnostico tardío, trayendo como consecuencia, la pérdida de la visión, pérdida del globo ocular; e inclusive, que ese tumor haga metástasis (cuando el cáncer se esparce hacia otra parte del cuerpo) -y dependiendo de su clasificación- puede o no expandirse. Del mismo modo, las patologías de tumores oculares son muy frecuentes, no distinguen sexo ni edad, cada tumor tiene su predilección a la edad de aparecer, hay tumores que aparecen más en los niños y otros en los adultos, son muchos los casos que se presentan en esta institución”, destacó.

QUE NO SE PIERDA LA VISTA

Los tumores oculares -si se detectan a tiempo- pueden ser eliminados; hay una serie de procedimientos que se realizan para eliminar este cáncer, al paciente se le prepara psicológicamente para todo el proceso que se lleva a cabo, haciéndole entender que estéticamente no podrá verse como antes, pero que su vida se alargará y sanará.
“La rama de la cirugía plástica ocular, es la encargada de evaluar estas patologías -y dependiendo del tipo del tumor- su ubicación y del estado del mismo, se decide cuál será el tratamiento. Generalmente, se procede con cirugía para extraer todo el tumor; y en caso de ser muy avanzado, se indica quimioterapia o radioterapia”, concluyó.

Redacc: M. Mosquera/Fotos: Y. Vera
Prensa SAHUM

Show Buttons
Hide Buttons