Se recupera satisfactoriamente niño operado de fibromixoma odontogénico en el SAHUM

Isaac Montiel, de 3 años de edad, evoluciona de manera positiva y asiste a sus consultas regulares, luego de ser intervenido de un tumor mandibular por un equipo médico multidisciplinario del Servicio Autónomo Hospital Universitario de Maracaibo (SAHUM).

Redacción: Lcda. Whitney Urdaneta Ocaña / Fotografías: Lcdo. César Rangel / TSU. Carlos del Villar / Miguel Petrace

El paciente presentó diagnóstico de fibromixoma odontogénico, un tipo de tumor benigno, poco frecuente, que generalmente se manifiesta entre la tercera y cuarta década de la vida.

La complejidad del caso requirió el abordaje integral de varios servicios que trabajaron en conjunto, entre ellos: Cirugía Bucal y Maxilofacial, Cirugía de Tórax, Cirugía Pediátrica, Cirugía Oncológica, Anestesiología y UCI Pediátrica, con apoyo de los residentes del Postgrado de Cirugía Bucal de la Facultad de Odontología de la Universidad del Zulia.

En referencia al caso, el doctor Nicolás Solano, Jefe del Servicio de Cirugía Bucal y Maxilofacial del SAHUM, explicó: “El diagnóstico fue muy controvertido, porque esta patología es inusual en niños tan pequeños. El tumor fue muy agresivo, presentó un crecimiento acelerado y ese comportamiento no es normal en este tipo de tumores”.

Asimismo, señaló que la operación fue compleja pero exitosa. “Se extirpó por completo el tumor y se colocó una plaquita de osteosíntesis para devolverle su morfología mandibular. Todo salió muy bien, sin complicaciones y la evolución del paciente ha sido satisfactoria, tanto estética como funcionalmente”.

Por su parte, el doctor Jairo Torres, Adjunto al Servicio de Cirugía de Tórax, informó que se le realizó al niño un injerto autólogo de costilla, “para crearle la continuidad de su mandíbula nativa y que así no tenga complicaciones ni deformación facial”.

Calidad de vida
La señora Lorianny Morillo, madre de Isaac Montiel, ofreció detalles de la forma cómo le descubrió el tumor al niño y la situación por la que su familia atravesó hasta que el Hospital Universitario de Maracaibo asumió el caso.

“Un día que lo estaba bañando le noté una pelotica a mi hijo, que en ese entonces tenía dos años de edad, eso me preocupó mucho y decidí llevarlo al médico. Pasamos por dos centros de salud donde le realizaron una serie de exámenes pertinentes (tomografías, placas, exámenes de sangre) y me dieron el diagnóstico de fibromixoma odontogénico, luego me lo remitieron para este hospital”.

Asimismo, refirió que al llegar al Hospital Universitario de Maracaibo, fueron recibidos por el doctor Bairon Castro, Jefe de Cirugía Oncológica, quien le mandó a realizar al niño biopsia e inmunohistoquímica, debido a que el diagnóstico que tenía no era común para un niño de su edad y el tumor siendo benigno había crecido rápidamente, un 300 por ciento, en tan sólo tres meses.

Acotó que el aspecto económico de la familia hizo más difícil afrontar toda la situación. “Ver que él no podía jugar ni hacer las cosas que todo niño normal hace, fue muy doloroso y encima no contar con los recursos fue muy frustrante, pero gracias a Dios aquí nos pudieron ayudar”.

Finalmente, también agradeció a todo el equipo médico por el éxito de la cirugía. “No tengo palabras para manifestar lo contenta que estoy. Recibimos un buen trato, una atención que no había tenido en ningún otro lado, por eso estoy muy agradecida con el director, todos los médicos y demás personal de este hospital, porque de ahora en adelante mi hijo va a tener calidad de vida, ahora me siento más tranquila y feliz, ya que voy a poder ver crecer y jugar a mi hijo sano”.

Este caso demuestra que el Hospital Universitario de Maracaibo, gerenciado por el doctor Mervin Urbina, a pesar de las difíciles circunstancias actuales, continúa siendo vanguardia en la atención de casos de gran complejidad y que hoy por hoy, sigue brindando salud gratuita, humanista, integral y de calidad a toda la población venezolana.

 

Show Buttons
Hide Buttons