El SAHUM derrotó en Cojoro la indolencia en la Salud

Personal Medico del SAHUM y equipo de la Fundación Jesus Mi Fiel Amigo

Con el programa “SAHUM va a la calle!, el Doctor Mervin Urbina alcanza otro  logro saludable a favor de la comunidad desde la dirección general del Servicio Autónomo Hospital Universitario de Maracaibo (SAHUM).

Redacción: Lcda. Whitney Urdaneta Ocaña / Fotografías: Lcdo. César Rangel

Este sábado 06 de octubre, la Unidad Móvil Odontológica del SAHUM se trasladó a la Comunidad de Cojoro para brindar salud de calidad, en una actividad de servicio que desde tempranas horas de la mañana colmo de satisfacción a los lugareños. Un nuevo acierto  en el establecimiento de necesarias alianzas estratégicas que garantizan el beneficio a la población, y que en esta oportunidad se hizo posible de la mano de la Fundación “Jesús Mi Fiel Amigo”.

Al respecto la doctora Blanca Álvarez, Jefa del Servicio de Odontología del SAHUM, señaló: “Este tipo de jornadas se realizan para poder brindar atención médica a aquellas personas que se les dificulta trasladarse hasta nuestra institución, y por esta razón nosotros vamos a ellos. Ese es nuestro compromiso, un compromiso que no tiene fronteras cuando de brindar salud se trata” .

Pacientes de la Comunidad de Cojoro

Más de 300

Indicó la Doctora Álvarez que en la jornada se pudieron atender gran cantidad de niños, niñas, adolescentes y adultos: “Pudimos atender a estas personas que ameritaban varios tratamientos dentales, así como también atendimos con la ayuda de un médico general a los niños que presentaban patologías entre gripes y cuadros diarreicos”. Debemos destacar, que fue en una acción conjunta  con la Fundación Mi Fiel Amigo -reiteró la Doctora Blanca Álvarez- quienes también contribuyeron al éxito de la faena entreteniendo a los niños pinta caritas,  y a las niñas con labores de peluquería. “En total podemos decir con satisfacción que atendimos alrededor de 300 personas”, concluyó.

Es necesario mencionar, que una vez más seguimos derrotando la indolencia en la salud!. Fue un esfuerzo de individualidades que permitió alcanzar una gran satisfacción en conjunto que supo sobrellevar todo tipo de eventualidades, para finalmente poder exclamar: ¡Lo logramos por la comunidad, por la salud!. Incluso, dado a  que  la población atendida se expresaba en lenguaje Wuayunaiki, se pudo contar con una traductora quien hizo posible la comunicación para la realización de todos los procedimientos médicos.

Show Buttons
Hide Buttons