Día Mundial de la Esclerodermia

Cada 29 de junio, organizaciones internacionales convocan a recordar el Día Mundial de la Esclerodermia, una enfermedad de origen desconocido que afecta a 3 cada 10.000 habitantes, con una prevalencia mayor en mujeres, en relación de 4 a 1 y que puede aparece a cualquier edad, aunque lo más frecuente es entre los 30 y los 50 años.

 

También conocida como Esclerosis Sistémica, la enfermedad afecta a la piel y luego a otros órganos del cuerpo, y está definida como una patología reumática autoinumne: algún fenómeno en el sistema autoinmune la desencadena, provocando un engrosamiento y endurecimiento de la piel, lo que puede pasar a ocurrir en otros órganos que se inflaman, con consecuencias graves en muchos casos.

Aunque la enfermedad carece de una curación reconocida completa, existen tratamientos disponibles de alta eficiencia para algunas formas de la patología.

Una enfermedad inusual cuya causa sigue siendo desconocida

La esclerodermia conocida hasta fecha reciente como enfermedad “rara” y ahora como poco frecuente, tiene una etiología (origen) que aún no se conoce. Los factores genéticos aparecen como determinantes en muchos casos, aunque la exposición a ciertas sustancias químicas podría influir para que se la contraiga. No obstante la mayoría de los pacientes con esclerodermia no presentan antecedentes de exposición a toxinas sospechosa. Es probable que la causa de la esclerodermia sea más complicada, en tanto para su diagnóstico sigue resultado insuficiente el análisis de sangre ó las radiografías que pueden no mostrar con exactitud la enfermedad.

Los pacientes con esclerodermia, pueden llegar a tener limitaciones de vida importantes debido al dolor físico, asì como a problemas digestivos habituales. También se ven enfrentados a fuertes reveses psicológicos para vivir con una enfermedad crónica, poco común y actualmente incurable que además suele puede producir cambios importantes en el aspecto físico. Ello afecta generalmente la autoestima del paciente y la imagen de sí mismo por lo que el apoyo de la familia y los allegados es vital para lograr recuperar una buena calidad de vida.

Show Buttons
Hide Buttons