A 5 años de la siembra de Chávez: la Revolución sigue de pie y lista para nuevas batallas

Comandante Chávez

Comandante Chávez

Aquel 5 de marzo del año 2013 a las 4 y 25 minutos de la tarde, el líder más emblemático de la historia contemporánea del país, el Comandante Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, cerró sus ojos, se hizo espíritu y fuerza combativa del pueblo que lo amó, lo ama y que al conocer la más trágica noticia en revolución Bolivariana, lloró y dijo ¡Chávez vive, la lucha sigue!

“¡No Dios! ¿Por qué te lo llevaste?”, se escuchó no una, sino varias veces en la denominada “Esquina Caliente” de la plaza Bolívar de Caracas. De igual manera todas las plazas de todo el país se sumergieron en dolor y tristeza, las personas que se encontraban orando por la recuperación del comandante, inundaron sus ojos de lágrimas y un gran silencio invadió cada rincón de Venezuela, en horas el dolor y desespero, se convirtió en una consigna ¡Yo soy Chávez!

La confusión, el miedo y la desolación se apoderaron de quienes vieron en el televisor, instalado en uno de los puntos más emblemáticos del oficialismo, al entonces vicepresidente de la República llorar y afirmar que el líder de la Revolución Bolivariana había muerto.

El sol se ocultó.

Chávez Invencible

Chávez Invencible

Poco después de que se conociera el fallecimiento de Chávez, el cielo se tornó con nubes grises y parecía que una tormenta estaba por caer en Caracas. La desesperación y el dolor se apoderaron de los seguidores del presidente en la Plaza Bolívar.

El despertar de la conciencia integracionista en América Latina tiene en el líder revolucionario Hugo Chávez Frías un luchador de excepción. Su concepción del ideal de independencia lo vertió como agua fresca en cada rincón de Latinoamérica y el Caribe, renovando el sentido de unidad de los pueblos del continente.

Desde su aparición en la escena pública venezolana con su determinante “por ahora”, fue cultivando un proyecto para el país que luego materializó en la Revolución Bolivariana. El alcance de su nombre fue más allá de los sucesos del 4 de febrero de 1992. Para ese entonces, una molesta mayoría de los venezolanos se identificó inmediatamente con el Comandante de la rebelión militar y se desató un espíritu nacionalista nunca antes visto.

Hombre de pueblo, soldado, Presidente, Líder Internacional y por encima de todo comunicador, Hugo Chávez Frías estableció un estilo de liderazgo único en Latinoamérica y el mundo, sustentado esencialmente en su amor infinito por Venezuela.

Hugo Rafael Chavez Frias

Hugo Rafael Chavez Frias

Y fue en ese “más que amor, frenesí”, el que movió cada uno de sus pasos desde la niñez feliz en los llanos venezolanos hasta la juventud inquieta que en la lectura voraz encontró un espacio para alimentar sus sueños de cambios profundos para la tierra de Bolívar, para el continente que soñó el Libertador.

El Comandante Chávez, aún en sus momentos más difíciles por su enfermedad, nunca declinó, por el contrario siempre pensó en el futuro con gran fortaleza, recordó el presidente Maduro, al manifestar que gracias a las enseñanzas de Hugo Chávez, la Revolución Bolivariana ha sabido afrontar los ataques imperiales saliendo victoriosa y consolidándose cada día. “Una Revolución necesita dinamismo y fuerza permanente para que en todas las etapas tenga el poder para afrontar sus dificultades”.

Hoy, a cinco años de tu partida Venezuela te agradece el rescate de la autoestima nacional. El venezolano realzó su Bolivarianismo con el esfuerzo y reconocimiento de tu incansable trabajo, fe, constancia en el pueblo y en tu inmenso poder de sanación social y patrimonial.

¡Hasta la victoria siempre Comandante!

“No es lo mismo hablar de revolución democrática que de democracia revolucionaria. El primer concepto tiene un freno conservador; el segundo es liberador”.

Show Buttons
Hide Buttons