Jefe de Medicina Interna del SAHUM “Innumerables son los efectos del alcohol en el organismo”

Recomendable juicio y precaución al consumir alcohol

Recomendable juicio y precaución al consumir alcohol

Maracaibo 28. 02. 2018 (Prensa SAHUM) Consultado el doctor Mervin Urbina, Jefe del Servicio de Medicina Interna, del Servicio Autónomo Hospital Universitario de Maracaibo (SAHUM) en relación al consumo de alcohol y la salud, dijo: “los efectos dañinos que causa el alcohol en el cuerpo son innumerables; principalmente por el etanol que es una droga psicoactiva que provoca muchos efectos secundarios, alterando gravemente el organismo, es euforia pasajera que conduce a la enfermedad y a la muerte”, explicó.

Es un asunto bien serio

Explicó el especialista, que el alcohol puede tener un doble efecto en el organismo; ya que en su comienzo produce una gran sensación de satisfacción y alegría, pero más adelante se comienza a presentar visión borrosa y graves problemas de coordinación “esto se debe a que las membranas de las células no pueden detener el paso del alcohol; y ya presente en la sangre, se esparce por la mayor parte de los tejidos que componen el cuerpo”, aclaró.

Igualmente agregó: “el alcohol después de ser ingerido puede tardar de unos treinta a noventa minutos en llegar al torrente sanguíneo; en ese momento se reducen los azúcares que se encuentran en la sangre, provocando una absoluta debilidad y agotamiento, esto sucede porque el alcohol acelera la transformación de glucógeno en glucosa y esta se elimina más rápido. Si se consume licor con el estómago lleno son menores los efectos de este en el organismo; en cambio si se toma con el estómago vacío los efectos son mucho mayores. Con el consumo excesivo se pierde fácilmente la consciencia, pero si el consumo es extremadamente alto puede provocar envenenamiento por alcohol y hasta la muerte. Se trata de un asunto muy serio”, advirtió.

Las consecuencias para el cuerpo

Dr. Mervin Urbina Jefe del Servicio de Medicina Interna del SAHUM

Dr. Mervin Urbina Jefe del Servicio de Medicina Interna del SAHUM

Señaló el doctor Urbina que, los estragos del alcohol en el cuerpo son muchos; tanto a mediano como a largo plazo afectando a muchos órganos. Continuó detallando: “en el cerebro y el sistema nervioso el frecuente consumo de alcohol afecta gravemente las funciones cerebrales -en primer lugar a las emociones- provocando cambios súbitos de humor, se altera el control de la motricidad, provocando mala pronunciación, reacciones muy lentas y pérdida del equilibrio. El alcohol causa graves daños en las células cerebrales, como también a los nervios periféricos, estos daños pueden ser permanentes. Ocasiona la disminución de la vitamina B1, produce trastornos del sueño, provoca el abandono de las familias, divorcios y la pérdida del empleo. Se presentan periodos de anemia, con alteraciones en la memoria”, indicó.

Acotó Urbina “en el corazón y el aparato respiratorio aumenta la actividad cardíaca y la presión arterial, causando daños en el musculo cardíaco, debido al efecto tóxico del alcohol. Su excesivo consumo puede ocasionar cáncer de estómago, de laringe, de esófago y de páncreas; puede llevar a la persona a sufrir de diabetes tipo ll con las graves consecuencias que esta enfermedad provoca en las personas que la padecen”.

Puerta de entrada al cáncer de hígado

Prosiguió señalando, que el hígado se puede afectar transformándose primero en hígado graso; luego puede llegar a la hepatitis y a la cirrosis, terminando por desarrollar cáncer de hígado; los riñones se afectan, ya que la hormona antidiurética reduce sus niveles lo cual provoca deshidratación. El alcohol induce también a la desnutrición; impide la producción de glóbulos blancos y rojos; y puede causar infertilidad y disfunción eréctil.

Efectos del alcohol en el organismo

Efectos del alcohol en el organismo

Continuó Urbina advirtiendo, con respecto al consumo de alcohol durante el embarazo, ya que puede provocar en el feto el síndrome alcohólico fetal, “los síntomas de esta condición se manifiestan en el retardo de crecimiento, alteración en los rasgos cráneo-faciales, malformaciones cardíacas, hepáticas, renales y oculares. El daño más grave se produce en el sistema nervioso central del feto; en el cual se puede producir un marcado retraso mental, síndrome de dependencia alcohólica o alcoholismo”, finalizó.

Texto: Natacha Acosta

Fotos: Miguel Petrace

 

 

Show Buttons
Hide Buttons