Licda. Gabriela Herrera: “En el SAHUM el paciente hipertenso recibe la nutrición requerida”

Licda. Gabriela Herrera Villalobos, Adjunta al Servicio de Nutrición y Dietética del SAHUMMaracaibo, (Prensa SAHUM)-En el Servicio Autónomo Hospital Universitario de Maracaibo (SAHUM), el paciente hipertenso recibe la nutrición requerida para su patología contentiva de mayor cantidad de alimentos ricos en potasio y muy bajos en sodio (sal)”, así lo refiere la licenciada Gabriela Herrera Villalobos, nutricionista adjunta al Servicio de Nutrición y Dietética del Hospital Universitario de Maracaibo. La etiología (causa) de la hipertensión muestra que si la sangre contiene exceso de sal, el riñón retendrá más y eliminará menos agua. El aumento del volumen de sangre resultante hace aumentar la presión arterial. En consecuencia: aparece la hipertensión.

Cuidado con la sal


Cuidados alimenticios en una persona hipertensaLa sal de mesa es una combinación química de cloro y sodio. Es el sodio el responsable de la subida de tensión en la sangre. También está relacionado con la retención de líquidos en los tejidos del cuerpo, aumentando los valores de la presión arterial. Aunque es un alimento indispensable para seguir una dieta equilibrada, es verdad que las necesidades diarias de sodio en nuestro organismo para una persona adulta son dos gramos diarios (cantidad equivalente a una cucharadita de té). Al respecto la licenciada Herrera señaló: “Llevar una alimentación adecuada desempeña un papel importante en el desarrollo de la hipertensión. Por ello, dentro de una dieta antihipertensiva habría que evitar comidas demasiado saladas, el exceso de café, de alcohol, no fumar; y sobre todo, dar esquinazo al sobrepeso, a través de la práctica de una actividad como por ejemplo media hora de caminata diaria que ayude al buen funcionamiento del corazón, destacó”.

Urge un cambio de hábitos

Corazon en buenas manosEs criterio de la nutricionista un urgente cambio de hábitos y modificar la cultura alimentaria del venezolano y más aún en los zulianos, para quienes las frituras son menú obligado de consumo “los pilares básicos para poder prevenir y evitar niveles elevados de tensión arterial se reúnen en buenos hábitos alimenticios y actividad física; en lo referente a nutrición se recomienda el consumo de alimentos altos en fibras (granos, avena y cereales, carnes magras (no grasosas) todo lo que contenga Omega 3, aguacate que contiene mucho LDL (colesterol bueno). Se debe consumir 8 vasos de agua diarios, disminuir la grasa de los alimentos confeccionándolos horneados o al vapor; y se hace necesario que el paciente entienda que no es recomendable el “picar” entre comidas. Es importante tener en cuenta que el sodio que consumimos no proviene solamente de la sal de las comidas, sino que está en muchos preparados alimenticios como: embutidos y carnes curadas, conservas; alimentos precocinados, como pizzas o congelados”, manifestó.

Recomendó: “Es importante evitar ‘las ‘calorías vacías’ ya que fomentan la obesidad, en estas se incluye el alcohol y las bebidas/alimentos azucarados. Deben evitarse los alimentos preparados y enlatados, galletitas saladas, carne y pescado picante, salado y ahumado, evitar aromatizantes, no añadir más sal. Cuando se preparen los alimentos, utilice hierbas frescas y especias. Lea las etiquetas de los alimentos y preste atención especial al nivel de grasa saturada y grasas trans (ácido graso insaturado que se encuentra principalmente en alimentos industrializados). Evite o reduzca los alimentos que sean ricos en grasa saturada (más de 20 por ciento de la grasa total se considera alto). Los alimentos ricos en este tipo de grasa incluyen: las yemas de huevo, los quesos duros, la leche entera, la crema de leche, el helado, la mantequilla y las carnes grasosas”, finalizó.

Show Buttons
Hide Buttons