La falta de higiene en los ojos es la principal causa de los orzuelos según especialista del SAHUM

Dr. Alexander Rabinovich, Jefe del Servicio de Oftalmología del SAHUM

Dr. Alexander Rabinovich, Jefe del Servicio de Oftalmología del SAHUM

Maracaibo, 27.07.2016 (Prensa SAHUM).- Un orzuelo es una infección estafilocócica de una glándula en los párpados,  que se llama glándula de Zeiss y se caracteriza por tumefacción o enrojecimiento de la zona, dolor e inclusive secreción purulenta, así lo informó el doctor Alexander Rabinovich, Jefe del Servicios de Oftalmología del SAHUM.

El galeno, explicó que “Los párpados son esas membranas que tapizan el ojo, que cuando los cerramos ponemos en reposo la corteza visual y  cuando los abrimos  nos permite ver. En el espesor de los párpados hay muchas glándulas, están las de meibomio, cebáceas, sudoríparas, lagrimales accesorias y de zeiss, esta última glándula sudorípara en particular, a veces, se infecta por una bacteria que se llama “Staphylococcus aureus”, que es una bacteria que  se encuentra permanentemente en  nuestro cuerpo y que cuando se acumula excesivamente es lo que produce la infección, comúnmente llamada orzuelo”.

Los orzuelos no aparecen a una edad específica, pero son más frecuentes en etapas jóvenes de la vida, pueden ser internos o externos, leves o severos, estos últimos pueden complicarse y producir una celulitis preseptal, una infección que inflama todo el párpado y hace que se cierre el ojo.

Tratamiento

Los orzuelos son infecciones de los párpados

Los orzuelos son infecciones de los párpados

Según el doctor Rabinovich, cuando el orzuelo es leve, el tratamiento incluye sólo antibióticos y antiinflamatorios tópicos en gotas o en gel; pero si el orzuelo es severo o complicado con una celulitis,  se deben incluir antibióticos y antiinflamatorios sistémicos vía oral o endovenosos.

“Generalmente, los orzuelos son infecciones que ceden con el uso de antibióticos y antiinflamatorios, pocas veces, se tienen que tratar quirúrgicamente. Pueden afectar a una persona en repetidas ocasiones, porque tienen una mayor predisposición a estas infecciones, en este caso, hay que colocar tratamiento cada vez que aparezca un orzuelo”, señaló el especialista en oftalmología.

Asimismo, refirió que los orzuelos si son tratados a tiempo, no determinan un riesgo ni para el ojo, ni para la visión, porque son infecciones localizadas que responden muy bien al tratamiento. Además, resaltó que la principal medida preventiva es el aseo cotidiano, porque con ello se evita la acumulación de sucio en los bordes de los párpados y así se evita la obstrucción de las glándulas que causan la infección.

Texto: Olga Palacios

Fotos: Miguel Petrace

Show Buttons
Hide Buttons