Alrededor de 15 pacientes semanales se operan de vesícula en el SAHUM sin costo alguno

Dr. Edison Parra, Jefe del Servicio de Cirugía General del Hospital UNiversitario de Maracaibo

Dr. Edison Parra, Jefe del Servicio de Cirugía General del Hospital UNiversitario de Maracaibo

Maracaibo, 18.02.2016 (Prensa SAHUM).- La vesícula es un órgano dónde se deposita la bilis, un líquido que produce el hígado. Al comer, la vesícula se contrae y empuja la bilis hacia el intestino, para que emulsifique las grasas y ayude en la digestión, así lo explicó el doctor Edison Parra González, Jefe del Servicio de Cirugía General del Hospital Universitario de Maracaibo.

El galeno, continuó explicando que la bilis puede sufrir en el transcurso de los años, transformaciones en sus concentraciones, lo que produce unas estructuras que a la larga van a ser unos cálculos en la vesícula, de tamaños variables, pequeños o grandes.

“Los cálculos en la vesícula (colelitiasis) son muy frecuentes en la población zuliana”, afirmó el doctor Parra González. De igual forma, refirió que los factores de riesgo son: el sexo, ya que afecta principalmente a mujeres; y por otro lado, la dieta alta en grasas, lácteos y carbohidratos.

El doctor Parra, señaló que los síntomas que manifiesta una persona con cálculos en la vesícula, muchas veces, son confundidos con los de una indigestión o una gastritis relativo a algún alimento que haya consumido, como tequeños, pizza, hamburguesas o parrilla; por lo que la mayoría de la gente se automedica con antiácidos o protectores gástricos, “hasta que en un momento se les presenta un dolor crónico, debajo del hipocondrio derecho, que es un dolor intenso acompañado de náuseas y vómitos, que lo obligan a ir para una emergencia”.

Cirugía de alta complejidad y costo

En el estado Zulia, en cualquier centro de salud público o privado, la cirugía de vesícula o colecistectomia, es una de las más comunes. Todo paciente al recibir el diagnóstico de cálculos en la vesícula, “debe ser tratado y operado, no debemos esperar a que se complique o aparezcan síntomas de las complicaciones”, recalcó Parra.

Asimismo, aclaró que la vesícula se extrae por completo con los cálculos, aunque “la creencia popular es que se extraen sólo los cálculos, pero desde que se hicieron las primeras técnicas quirúrgicas la vesícula se extrae completamente”.

En torno a los riesgos de la intervención quirúrgica, el doctor Parra indicó: “Toda cirugía, por pequeña que parezca, tiene un riesgo inherente al órgano que vas a operar, la edad, los problemas asociados del paciente, lo que llamamos comorbilidad; porque no es lo mismo operar a un joven de 14 años, que no tenga ningún tipo de problemas, a operar a un paciente de 70 años con antecedentes de diábetes, hipertensión u otras enfermedades de base”.

Cálculos en la vesícula biliar

Cálculos en la vesícula biliar

Además, acotó que “La cirugía sobre la vía biliar es una operación de alta complejidad, con una gran carga de tecnología, porque antes se hacía abierta, pero ahora se hace por laparoscopia, con beneficios tanto para el paciente como para la institución, ya que el paciente no siente tanto dolor, se va para su casa al otro día y se reintegra a su vida cotidiana y trabajo, más rápidamente, sin ninguna complicación”.

En un centro de salud privado este tipo de cirugía “puede costar alrededor de los 400 mil bolívares”, apuntó el doctor Parra. También resaltó que en el Hospital Universitario de Maracaibo, esta es una cirugía rutinaria, que se realiza de forma totalmente gratuita, “se operan alrededor de unos 15 pacientes semanales en promedio, mediante cirugías electivas, donde los pacientes se someten a consultas y exámenes, sin contar las emergencias de pacientes que nunca se cuidaron, que no sabían ni siquiera que tenían cálculos y vienen cuando se les presenta el dolor intenso, la vesícula grande, inflamada, llena de líquido o de pus, por lo que deben ser sometidos de emergencia a cirugía”.

Por otra parte, manifestó que en el Gigante de la Salud, atienden pacientes referidos de otros centros de salud tanto públicos como privados, no sólo del estado Zulia sino también de Falcón, Trujilo, Mérida, Táchira e inclusive de la hermana República de Colombia, a quienes se les brinda atención integral y de calidad.

Finalmente, afirmó que después de la cirugía, “el paciente puede vivir normalmente sin ningún cambio estructural en su estilo de vida, sólo se les recomienda adecuar su dieta, comiendo más sano y disminuyendo las grasas”.

Texto: Lcda. Olga Palacios

Fotos: Archivo