Pacientes colombianas residentes o no en Venezuela son atendidas diariamente en Maternidad del SAHUM

Servicio de Gineco-Obstetricia Maternidad Dr. Armando Castillo Plaza del SAHUM

Servicio de Gineco-Obstetricia Maternidad Dr. Armando Castillo Plaza del SAHUM

Maracaibo 10-09-2015 (Prensa SAHUM) Pacientes extranjeras provenientes usualmente de países vecinos -con residencia en Venezuela o que arriban sólo en búsqueda de asistencia médica- acuden a diario a la Maternidad “Dr. Armando Castillo Plaza” del Servicio Autónomo Hospital Universitario de Maracaibo (SAHUM), por diversas causas relacionadas con embarazos y casos ginecológicos.

Dra. Elvia Rosa Peña Paredes, Ginecobstetra del Maternidad del SAHUM

Dra. Elvia Rosa Peña Paredes, Ginecobstetra del Maternidad del SAHUM

Las doctoras Elvia Rosa Peña Paredes y Maylis Elizabeth Cegarra Molina; ambas ginecobstetras del equipo de la Maternidad, explicaron las causas que a diario ellas atienden en mayor porcentaje. La doctora Elvia Peña señaló: “generalmente estas pacientes –provenientes en su mayoría de Colombia- entran por la puerta de Emergencia acusando dolor intenso, lo que en la mayoría de los casos representa que estén en trabajo de parto normal o de una inminente cesárea, dependiendo sea el caso”.

Agregó la doctora Cegarra que otras patologías están representadas por sangrado genital (aborto); embarazadas con infecciones del tracto urinario; que van desde simples (cistitis) a muy severas pielonefritis (afecta los riñones y requiere hospitalización); e igualmente refirió ingresos de embarazadas con infecciones del tracto respiratorio en diferentes niveles e intensidades.

Factores que agravan la situación

“En la Maternidad recibimos mujeres de la hermana República de Colombia que jamás han pisado la Maternidad; y que por lo tanto carecen de control prenatal, estas generalmente llegan a ‘parir’ y traen consigo infinitos factores de riesgo y complicaciones; tanto para ellas como para el bebé que está por nacer. Estas mujeres son muy pobres, carecen de todo tipo de recursos, no tienen orientación ni ningún tipo de información; generalmente llegan solas y cuando se les pregunta por exámenes previos o durante el embarazo te dicen que ‘esos papeles los dejé en Colombia’, dijo la doctora Peña Paredes.

Dra. Maylis Elizabeth Cegarra Molina, Ginecobstetra del SAHUM

Dra. Maylis Elizabeth Cegarra Molina, Ginecobstetra del SAHUM

La declaración de las ginecólogas determinó un alto porcentaje de mujeres extranjeras que atraviesan la línea fronteriza; trayendo consigo una alta incidencia de preclampsia término este que identifica elevadas cifras de tensión (hipertensión), gran cantidad de proteína en la sangre (proteinuria), hinchazón y acumulación de líquidos (edema) y algo peor para la madre y el niño como lo es la eclampsia que se manifiesta con todo los síntomas de la preclampsia, adicionándole la presencia de convulsiones.

“Recibimos a las colombianas con todas las patologías mencionadas anteriormente; y a todo esto debemos sumarle un alto grado de desnutrición que todas ellas presentan, muchas vienen muy voluminosas y con gran peso corporal; lo que sin duda alguna no representa una buena nutrición, ya que estas no consumen una dieta balanceada ni los medicamentos requeridos antes y durante el embarazo”, señaló la doctora Cegarra.

“En la Maternidad Castillo Plaza a pesar de recibir a estas mujeres en tan delicado estado; podemos destacar un éxito de más del 90 por ciento en el combate de la preclampsia y eclampsia, detalle este que nos enorgullece porque sabemos que ante la precariedad nuestros conocimientos y el profesionalismo de todos y cada uno de los que servimos aquí es una garantía”, destacó la doctora Elvia.

Muchos de los neonatos pasan directamente a hospitalización

Cuenta la doctora Elvia Rosa Peña muchas anécdotas de estas hermanas colombianas que llegan a la “Castillo Plaza” buscando asistencia médica para ese importante momento en la vida de una mujer “aquí hemos experimentado cualquier cantidad de cosas, al extremo de escucharlas decir que no saben ni cómo salieron embarazadas; desconocen cuántas semanas de embarazo tienen y mucho menos han consumido las dosis de ácido fólico, vitaminas y otros elementos esenciales que juegan un papel determinante en un embarazo y posterior parto feliz.

De allí surgen las consecuencias: niños prematuros, de bajo peso, con infecciones intramnióticas (contaminación del líquido amniótico), que vienen padeciendo de mielomeningocele (escape y exposición en la zona lumbar de médula) e interminables casos de hidrocefalia (aumento del cráneo por presión del líquido cefálico)”, detalló la doctora Peña.
Indudablemente, de la Maternidad estos niños pasarán luego a la Torre Pediátrica del SAHUM en donde a muchos los espera un tiempo de hospitalización, procedimientos e infinidad de tratamientos para tratar de proporcionarles una vida normal.

Para finalizar la doctora Peña destacó: “como seres humanos estamos conscientes que la salud es un derecho y es innegable a cualquier ser humano venga de donde venga; como médicos para nosotros aquí en la Maternidad la atención a mujeres en estas condiciones significa un reto inmenso; porque sin tener datos de su historia clínica las atendemos y logramos hacerlo bien para ayudarlas, porque ya es suficientemente malo una vida, sin recursos y sin familia. Aquí nunca consiguen la puerta cerrada”, concluyó.

Texto: Natacha Acosta
Fotos: Miguel Petrace

Show Buttons
Hide Buttons