Programa de Salud Cardiovascular más de 60 años trabajando para mantener corazones sanos

Dr. Manuel Montilva, Coordinador del Programa de Salud Cardiovascular adscrito a la Secretaría de Salud del estado Zulia

Dr. Manuel Montilva, Coordinador del Programa de Salud Cardiovascular adscrito a la Secretaría de Salud del estado Zulia

Maracaibo, 23.06.2015 (Prensa SAHUM).- Desde el 7 de junio de 1947, funciona en el segundo piso del Hospital Universitario de Maracaibo, el Programa de Salud Cardiovascular, adscrito a la Secretaría de Salud de la Gobernación Bolivariana del estado Zulia y que trabaja en conjunto con el Servicio de Cardiología de este importante centro hospitalario.

Originalmente, se llamó Cardiología Sanitaria y nació por la necesidad de frenar la alta tasa de morbimortalidad por enfermedades cardiovasculares que se estaba presentando en la región, producidas por el chagas.

Así lo explicó el doctor Manuel Montilva, Coordinador del Programa de Salud Cardiovascular de la Secretaría de Salud del Estado Zulia, quien también agregó “Cuando se creó este programa hace muchos años atrás, una de las principales funciones era vigilar y evitar las enfermedades cardiovasculares causadas por el chagas; pero luego se descubrieron otras causas, por lo cual se consideró que el programa tenía que abarcar una visión más amplia dirigida hacia el estudio, supervisión, control y evaluación de estas enfermedades, así como la rehabilitación de los pacientes, donde el mayor peso recae sobre lo que es la parte de prevención y educación, que es lo fundamental”.

El Programa de Salud Cardiovascular, va concatenado con la estrategia CAREMT que es la integración de las áreas cardiovascular, renal y endocrino- metabólica, pero también se suman oncología, neurología y el control de consumo de tabaco, con el fin de brindarle una atención integral a los pacientes que presentan estas patologías.

“Nosotros cambiamos nuestra visión, ahora vemos al individuo desde la salud y no desde la enfermedad, tenemos que examinarlo de forma integral, porque el cuerpo es un sólo sistema”, acotó el doctor Montilva.

De igual forma, señaló que anteriormente atendían a un grupo restringido de pacientes, pero ahora atienden a todos los pacientes de las áreas que integran la estrategia CAREMT, buscando mejorar su calidad de vida y así tener adultos más sanos; un trabajo arduo, porque depende también de la conciencia de todos los venezolanos, ya que un estilo de vida, poco saludable, influye en el bienestar de cada persona.

Algunos factores de riesgo como la hipertensión arterial, el alcolismo, tabaquismo, el estres, la ansiedad, el sedentarismo y el alto consumo de sal, azúcar, grasas, harinas, café y refrescos; así como otros factores no modificables como la edad, el sexo, la raza y los antecedentes hereditarios de cada individuo, pueden alterar y complicar la salud de los pacientes, por eso es vital la orientación y la educación de la población, para que aprendan a cambiar o mejorar sus hábitos.

Entre las importantes funciones que se ejecutan desde la Coordinación del Programa de Salud Cardiovascular, se encuentran: Optimizar el servicio médico que se brinda en la red ambulatoria, crear contínuas estrategias de atención integral a la población, desarrollar planes de capacitación, actualización y mejoramiento profesional para el personal médico-asistencial, realizar sesiones educativas dirigidas a los pacientes, familiares y población general, además de canalizar a través del Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) y la Secretaría de Salud del estado Zulia, la dotación de medicamentos, materiales e insumos, que se reparten de forma gratuita a cada uno de los centros médicos.

Datos importantes

Según el doctor Montilva, las enfermedades cardiovasculares en el estado Zulia, afectan alrededor del 30% de la población adulta, además de entre el 8 y el 10% de la población adolescente, específicamente a las mujeres embarazadas, quienes presentan preeclampsia (hipertensión arterial durante la gestación). Todos estos pacientes requieren una adecuada, oportuna e integral atención primaria, para evitar complicaciones que puedan causar daños en el corazón y que ameriten intervenciones quirúrgicas de alta envergadura y alto costo, a fin de disminuir los grandes índices de mortalidad, debido a estas enfermedades. Por ello, la prevención, la educación y el control efectivo, a tiempo, son primordiales.

Texto: Lcda. Olga Palacios

Fotos: Miguel Petrace