Despedida a un pilar del Hospital Universitario

Doctor Angel Ferrer. Paz a sus restos

Doctor Angel Ferrer. Paz a sus restos

Maracaibo. 02.06.2015 (Prensa SAHUM) Se marchó, como se marchan los buenos, con su bata blanca y su estetoscopio rodeándole el cuello; sabiéndose soporte de la historia de larga data de profesionales excepcionales que conformaron y conforman la vasta trayectoria del Hospital Universitario de Maracaibo.

Ayer fue despedido por familiares, colegas, amigos y pacientes el doctor Ángel Jesús Ferrer Villalobos… ayer le dijimos…hasta luego “Machuca”.

El Doctor Ferrer, nació el 23 de noviembre de 1926 en Potreritos, municipio La Cañada de Urdaneta, en aquel entonces cuando para venirse a Maracaibo el viaje duraba tres horas. Transcurrieron sus estudios entre La Cañada y Maracaibo, estudió hasta quinto año en la Universidad del Zulia para finalizar obteniendo su título en la Universidad de los Andes (ULA).

Su vida profesional siempre se movió en torno al Hospital Universitario, donde ocupó varios cargos importantes; como médico cirujano hasta médico Jefe del Servicio de Cirugía, hasta su jubilación, en el año 2002.

A pesar de su retiro, continuó realizando intervenciones quirúrgicas hasta el año 2010 posteriormente ayudaba a los residentes, discutía diagnósticos, orientaba tratamientos y brindaba apoyo en lo que se necesitara.

El doctor Ferrer a partir de 2011, asistía diariamente al Universitario, en calidad de asesor al Servicio de Cirugía General “Ad honorem”.

Siempre repetía… “Voy a morir sirviendo a los necesitados en este hospital”… y lo cumplió…Paz a sus restos, y hasta luego doctor Ferrer.

Texto: Natacha Acosta Olivo

Fotos: Miguel Petrace

Show Buttons
Hide Buttons