“Gracias a Maleiwa y a los médicos del hospital universitario pude sobrevivir”

La paciente Zenaida Rubio, junto a su familia

La paciente Zenaida Rubio, junto a su familia

Maracaibo, 28.05.2015 (Prensa SAHUM).- El Hospital Universitario de Maracaibo es pionero en materia de salud en todo el occidente venezolano. Sus instalaciones han cobijado una gran cantidad de pacientes con diversas patologías, a los cuales se le ha brindado una atención integral, humanista y de calidad con el firme propósito de salvarles la vida.

Un digno ejemplo del arduo trabajo de los médicos y personal del SAHUM, por preservar la salud de todos los pacientes, es el caso de la señora Zenaida Rubio, que ingresó al hospital casi sin signos vitales y quien a continuación relata su historia:

“Yo desde hace días venía presentando un dolor abdominal fuerte, fui a varios hospitales y ambulatorios, pero siempre me decían que eran cólicos normales o mala digestión, nada grave, me colocaban tratamiento, que me aliviaba un poco el dolor, pero no me mejoraba del todo, sino que cada vez empeoraba más y el dolor era mayor, a tal punto que ni podía caminar.

La paciente Zenaida Rubio, feliz junto a su hija, por su recuperación total

La paciente Zenaida Rubio, feliz junto a su hija, por su recuperación total

Entonces, mis hijos decidieron reunir dinero para llevarme a una clínica y ver si allí me ofrecían una mejor atención que me ayudara en mi salud. Sin embargo, en la clínica me colocaron suero, antiinflamatorios y medicinas para el dolor, pero a la final nunca me dijeron que era lo que tenía y me enviaron de nuevo a la casa, porque mis hijos no tenían el suficiente dinero para dejarme hospitalizada en la clínica.

Luego, ese mismo día en mi casa, el dolor era más intenso, que hasta me desmayé y por eso me trajeron de emergencia al Hospital Universitario de Maracaibo, una vez aquí me atendieron varios médicos, me realizaron un montón de exámenes y me ingresaron a pabellón para operarme”, narró Zenaida Rubio.

Esta paciente del pueblo wayuu, proveniente del sector La Pastora, parroquia Cacique Mara del Municipio Maracaibo, presentó un cuadro clínico de pronóstico reservado, debido a la gravedad de su estado de salud. El diagnóstico médico definitivo resultó ser una apendicitis que derivó en una peritonitis.

Zenaida Rubio, Paciente del SAHUM

Zenaida Rubio, Paciente del SAHUM

“Aquí en el Hospital Universitario de Maracaibo fue donde me salvaron la vida, porque yo estaba muy mal, los médicos me dijeron que por poquito y no la cuento. Los que trabajan en este hospital me atendieron y trataron muy bien, desde los médicos, los enfermeros, hasta el personal de limpieza, yo me sentía como en mi casa. Por eso, estoy muy agradecida con todos. Ahora, ya que me dieron de alta, me voy a mi casa, a compartir más años con mis hijos, mi esposo y toda mi familia, para brindarles todo mi amor, porque vida sólo hay una y debemos vivirla al máximo, pues no sabemos si el día de mañana nos vamos, pero gracias a Maleiwa (Dios) y a los médicos de este hospital pude sobrevivir”.

Historias de vida, como el de la señora Zenaida Rubio, se repiten diariamente en el Hospital Universitario de Maracaibo, pacientes que llegan con un estado de salud crítico, pero se van a su casa saludables, porque esa es la función primordial de esta casa de sanación y saberes, lograr el bienestar y la salud del pueblo, sin discriminación alguna.

Texto: Lcda. Olga Palacios

Fotos: Jorge Toledo

 

Show Buttons
Hide Buttons