El SAHUM conmemora el Día Mundial del Médico de Familia

médico de familia

médico de familia

Maracaibo, 19.05.2015 (Prensa SAHUM) Hoy 19 de mayo se celebra el Día Mundial del Médico de Familia y tiene como objetivo reconocer la importancia de los médicos de familia por el papel que juegan dentro de los sistemas de salud en todo el mundo.

Este importante día crea un ambiente de solidaridad entre todos los médicos de familias siendo una contribución positiva, visible y de liderazgo que representan en la medicina haciendo referencia a la atención primaria que se encuentra tanto en el medio rural como en el medio urbano.

Vale la pena resaltar en este día, que el Servicio Autónomo Hospital Universitario de Maracaibo (SAHUM), bajo la dirección general del doctor Samuel Viloria, director de la Casa de Sanación y Saberes, continúa brindando día a día una atención de salud de forma integral, óptima y de calidad completamente gratuita cumpliendo así, con lo establecido en los lineamientos emanados por el Ministerio del Poder Popular para la Salud del gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.

El médico de familia, es un profesional sanitario que ejerce sus funciones en un centro de salud o en un consultorio popular siendo el médico más cercano y directo a una determinada comunidad y en muchas ocasiones, el único facultativo disponible para sus habitantes.

Además, el personal sanitario posee valores humanitarios específicos tales como: el razonable control de la incertidumbre clínica, control prudente de los tiempos de atención, establecimiento de la relación personal prolongada en el tiempo con el paciente, la organización flexible que garantiza la accesibilidad efectiva de los cuidados pertinentes, entre otras cualidades.

El médico de familia es el que conoce al paciente, su situación personal, familiar y social, su historia global y por ello está capacitado para decidir junto al propio paciente el tratamiento a seguir y los objetivos que se quieren alcanzar.

Igualmente garantiza los cuidados de salud de calidad, esto implica que tanto el paciente como el médico, se conozcan, respeten y ayuden para colaborar de la mejor forma. De este modo los pacientes podrán recibir los mejores cuidados y los médicos podrán desarrollar su vocación y su función de manera óptima y oportuna.

Texto: Lcdo Luis Manrique

Fotos: Archivo

Show Buttons
Hide Buttons