Respeto en el SAHUM por costumbres del pueblo indígena wayuu ante la autopsia

Anatomía Patológica

Anatomía Patológica

Maracaibo, 25-03-2015 (Prensa SAHUM) Genéricamente, el término autopsia significa el estudio y examen de los órganos, tejidos o huesos de un cadáver para averiguar o investigar la causa de la muerte. Sin embargo, todo lo anterior tiene sus signos si hacemos un paralelismo entre la cultura wayuu  y los “alijuna” (hombre blanco). En una sociedad como la zuliana donde vive un alto porcentaje de población  Wayuu  –la más grande  concentración de indígenas de Venezuela-  resulta muy interesante conocer las razones que impulsan a la negativa de acceder a la autopsia de sus familiares.

La cultura wayuu y la autopsia

El punto de vista wayuu lo aporta Hilario Chacín, quien es Licenciado en Educación mención Lengua y Literatura; Magister Especialista en Educación Intercultural Bilingüe y  Licenciado en Educación, mención Desarrollo de la Universidad Intercultural Indígena de Bolivia, quien refirió: “cuando un familiar muere en el hospital se envía a alguien que sepa defender el cuerpo de cualquier intento de autopsia, para el wayuu la vida después de la muerte es muy importante porque estamos convencidos que el cuerpo queda y merece respeto; mientras que el Aa’in (espíritu) nunca muere y se va al Jepira (Paraíso) a continuar su segunda vida donde compartirá con sus ancestros; sin embargo, estos espíritus regresan a visitar a sus familiares vivos; es por ello que un enfermo en agonía ve la cara de sus difuntos reunidos alrededor y los invita a partir con ellos hacia el mismo destino”.

Mgsc. Hilario Chacin

Mgsc. Hilario Chacin

Detalló Hilario que la certeza de la “otra” vida del difunto impide que el cuerpo sea violentado por un procedimiento como la autopsia; inclusive: “cuando un familiar muere en el hospital se envía hacia allá a alguien que sepa defender el cuerpo de cualquier intento de autopsia. Se ha dado el caso de que sí se hizo la autopsia; y en ese caso se responsabiliza al familiar a cargo, razón esta que ha traído graves problemas entre las familias wayuu”, agregó.

En la cultura wayuu la espiritualidad y los ritos propios son sumamente importantes, “cuando algún familiar muere, dependiendo de la enfermedad causa de muerte; por ejemplo: cáncer que  promueve una descomposición más rápida se tiene que hacer una preparación rigurosa, en donde al difunto le insuflamos de 3 a 5 litros de chirrinche (licor wayuu) que sirve de formol. La autopsia para el Wayuu es una aberración y ofensa para el grupo familiar y el permitirla arroja desgracias, sobrevendrán enfermedades ya que el alma del difunto toma represalias en contra de los que permitieron dicha autopsia (mal de ojo de niños, karmas) y el difunto reclamará a través de sueños y pesadillas, detalló Chacín.

La Autopsia en la versión de Anatomía Patológica

A propósito de esta atractiva temática la doctora María Angélica Rivera Rodríguez, Jefe del Servicio de Anatomía Patológica del Servicio Autónomo Hospital Universitario de Maracaibo (SAHUM) comenzó definiendo los términos de la Autopsia como la forma científica de determinar la causa de muerte de una persona.

Dra. María Angélica Rivera, Jefe del Servicio de Anatomia Patológica

Dra. María Angélica Rivera, Jefe del Servicio de Anatomia Patológica

Prosiguió: “existen 3 tipos de autopsia: La Clínica; la Forense y la de Carácter Epidemiológico, aquí en el hospital solo se practican la Clínica y la de Carácter Epidemiológico. La primera se le hace a aquellos que han padecido un proceso de enfermedad dentro del Hospital y murieron por causas clínicas. La de Carácter Epidemiológico se hace por enfermedades de notificación obligatoria porque el Estado lleva control epidemiológico de las mismas.

En el SAHUM trabajamos en conjunto con el Servicio de Epidemiología; ya que nosotros podemos detectar el carácter de la muerte y de ser producto de una enfermedad  ictericohemorrágica o meningococcemica ya le tocaría a Epidemiología diseñar las medidas preventivas pertinentes”, dijo.

Respecto a la costumbre cultural del pueblo indígena wayuu respecto a no permitir autopsia cuando fallece algún familiar, es opinión de la doctora María Angélica: “se nos hace muy difícil la situación porque para el wayuu lo más importante son sus creencias, su cultura y sus principios. El no permitir la realización de la autopsia nos pone en aprietos porque disminuyen las estadísticas, y son casos que quedan sin diagnóstico”, señaló.

Ciencia y costumbres culturales se conjugan en las relaciones interculturales de los venezolanos y venezolanas, en donde la premisa siempre será el respeto a los hábitos y creencias de cada grupo humano, según lo establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Texto: Natacha Acosta

Fotos: Miguel Petrace

Show Buttons
Hide Buttons