El SAHUM comprometido con la conservación y uso racional del agua

Los ríos son la principal fuente de agua potable, por ello es de vital importancia su protección

Los ríos son la principal fuente de agua potable, por ello es de vital importancia su protección

Maracaibo 22.03.2015 (Prensa SAHUM).- Desde el año 1993, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) designó el 22 de marzo como el Día Mundial del Agua, con el fin de contribuir en la preservación este recurso natural de vital importancia para la población en todo el mundo.

Cada día, 2 millones de toneladas de desperdicios se eliminan a través de los drenajes, causando la contaminación del agua, lo que origina brotes de enfermedades que en ocasiones pueden ser mortales.

Por esta razón, el Servicio Autónomo Hospital Universitario de Maracaibo (SAHUM), bajo la Dirección General de la doctora Noly Fernández y siguiendo las normativas de higiene y salubridad del Ministerio del Poder Popular para la Salud, ha establecido mecanismos que ayudan a la conservación, saneamiento y uso racional del agua potable dentro de la institución; así como también ha impulsado campañas, programas y talleres educativos en torno al agua, para salvaguardar el bienestar de la población.

Igualmente, el SAHUM, atiende de manera integral y gratuita a los miles de pacientes que llegan a solicitar algún servicio médico, bien sea por enfermedades relacionadas con la contaminación del agua o por patologías de mayor complejidad.

El 96% de la población venezolana tiene acceso al agua potable

El 96% de la población venezolana tiene acceso al agua potable

El Gobierno Bolivariano, desde la llegada del Comandante Hugo Chávez y actualmente, con el Presidente Obrero Nicolás Maduro, se ha preocupado por mejorar la calidad de vida de las venezolanas y los venezolanos, mediante la ejecución de políticas dirigidas a brindarle a la población mayor acceso al agua potable y a solventar los problemas de saneamiento y contaminación de los recursos hídricos, además de optimizar los servicios de salud pública.

En Venezuela, actualmente el 96% de la población tiene acceso al agua potable, en contraste con la realidad que se vivía en 1999, cuando el 55% de los habitantes en zonas de exclusión social carecían del vital líquido, según fuentes del Gobierno Nacional.

En este sentido, el V Objetivo del Plan de la Patria 2015-2019, aboga por el bienestar de la población, el ambiente y los recursos naturales para “Contribuir con la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana”. Objetivo al cual también se le da cumplimiento en el Hospital Universitario de Maracaibo.

2015 por el “Agua y desarrollo sostenible”

Los recursos hídricos juegan un papel fundamental en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental, además inciden en la seguridad alimentaria y energética, la salud humana y al medio ambiente, he allí su importancia e impacto para miles de millones de personas a nivel mundial.

El agua de buena calidad, apta para el uso y consumo humano es una pequeña parte de toda la que se encuentra en el planeta tierra. Aproximadamente el 71% de la superficie terrestre está cubierta de agua, pero sólo el 2% es potable o dulce.

Según cifras de la ONU, dos de cada 10 personas en el mundo carecen de una fuente de agua potable segura. De 250 a 500 millones de metros cúbicos de agua potable se pierden en muchas megas ciudades cada año. Evitar estas pérdidas podría abastecer alrededor de 10 o 20 millones de personas más en cada gran ciudad.

Aunque el agua es un recurso natural indispensable para la vida, existen muchos países del mundo que sufren por la falta de este vital líquido y son innumerables las personas que diariamente mueren de sed, razón por la cual es perentorio, para la humanidad, encontrar soluciones viables para hacer frente a los problemas de sequía.

En muchas ciudades, sobre todo en el mundo en desarrollo, la falta de un adecuado tratamiento de las aguas residuales y de instalaciones de drenaje, llevan a la contaminación de los recursos hídricos subterráneos y superficiales. La falta de un adecuado saneamiento y de abastecimiento de agua potable en las ciudades da lugar a graves problemas de salud en la población.

El buen uso del agua es una obligación que nos corresponde a todas y todos, por lo que es necesario actuar de manera consciente, cuidarla y ahorrarla para esta y las futuras generaciones. Además, se deben fomentar constantes campañas educativas para hacer la vida en el planeta más sustentable, logrando así la supervivencia de la población.

Texto: Olga Palacios

Fotos: Miguel Petrace

 

Show Buttons
Hide Buttons