76 aniversario del Día del Médico Pediatra

Dra. Elba Rincon jefa del Servicio de Infectología pediatrica

Dra. Elba Rincon jefa del Servicio de Infectología pediatrica

Maracaibo, 20.01.2015 (Prensa SAHUM).- A partir del año 1939, en Venezuela, se viene celebrando cada 20 de enero, el Día del Pediatra, para enaltecer la importante labor de estos profesionales encargados de mantener el bienestar y la salud del ser humano desde temprana edad.

 La pediatría es una de las ramas de la medicina, que se ocupa de estudiar el comportamiento, el desarrollo y el crecimiento de los niños; no sólo en condiciones de enfermedad sino también atenderlos y hacerles seguimiento cuando estén sanos.

 Un pediatra tiene como función diagnosticar, cuidar, prevenir y tratar cualquier enfermedad que afecte a los infantes, procurando que tengan un estilo de vida saludable, reducir o desaparecer las dificultades con alguna enfermedad crónica y, principalmente, reducir la mortalidad infantil.

 Hay que resaltar que el médico pediatra debe conocer al niño, desde que está en el vientre materno, pasando por su niñez y su adolescencia, hasta los 18 años de edad; ejerciendo una vigilancia de las enfermedades que deben evitarse y de las que pueden tratarse.

“Esta es una especialidad de la medicina muy importante, debido a que nosotros tratamos al niño, que anteriormente era hasta los 14 años, pero ahora atendemos pacientes hasta los 18 años, porque los adolescentes estaban desasistidos y esa es una edad que necesita de atenciones especiales, porque son pacientes que ni son niños ni son adultos; por ello, ahora hay una especialidad dentro de la pediatría, que es la medicina del adolescente y aquí en el Hospital Universitario también contamos con esa especialidad, para atender integralmente a los pacientes menores de edad”, expresó la Dra. Elba Rincón, Jefe del Servicio de Infectología, del área de Pediatría del Hospital Universitario de Maracaibo.

Así mismo, la Dra. Rincón acotó “los médicos que se dedican a la pediatría, deben tener ciertas condiciones de personalidad y de valores, uno tiene que tener, en primer lugar, un gran amor por los niños, tener mucha paciencia, porque hay algunos niños que no hablan y debemos manejar la parte psicológica, no sólo del niño, sino también de la madre y del grupo familiar; igualmente tenemos que agudizar la observación, porque observando al niño, podemos determinar muchas cosas, también tenemos que tener un espíritu de niño, soltar nuestro niño interior, para entenderlos y atenderlos integralmente”.

En el país, particularmente, la población más numerosa es la menor de 18 años, por lo que dentro del Servicio de Pediatría del Hospital Universitario de Maracaibo, SAHUM, se realizan grandes esfuerzos para cubrir la alta demanda de infantes que, día a día, llegan a solicitar los servicios médicos de esta área; donde se busca que el paciente que ingresa obtenga el tratamiento médico adecuado y que su estadía sea lo más confortable posible, para que en un lapso determinado, el paciente pueda egresar totalmente sano, tanto física como emocionalmente.

Es así como el SAHUM, se perfila como un organismo de salud pública, pionero en el occidente de Venezuela, bajo la dirección de la Dra. Noly Fernández, quien acatando las directrices del Ministerio del Poder Popular para la Salud del Gobierno Bolivariano, impulsa una gestión eficiente, para ofrecerle a los usuarios y usuarias que requieren de atención médica, un servicio de calidad.

Texto: Olga Palacios

Fotos: Gabriel Nava

 

 

.

Show Buttons
Hide Buttons