Semana Mundial por un Parto Respetado: La mujer debe parir como se sienta más cómoda

Parto Respetado

Parto Respetado

22.05.201.4 Maracaibo (Prensa SAHUM). Bajo el lema: Parir es Poder, desde el 19 al 25 de mayo se conmemora la Semana Mundial por un Parto Respetado o Humanizado, con el propósito de transformar el modelo asistencial hacia un nacimiento respetado y garantizar los derechos de padres e hijos, durante el embarazo y proceso de parto.

El Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) inició jornadas de información para promover el parto respetado y humanizado en todo el territorio nacional. El parto respetado surge por la necesidad de generar un espacio familiar, donde la mamá y su bebé sean los protagonistas y el nacimiento se desarrolle de la manera más natural posible.

“Esta semana aglutina numerosas organizaciones de Venezuela y otros países del mundo, que se unen para hacer charlas, conversatorios, publicaciones en medios de comunicación, “cualquier recurso que pueda servir para comunicarle a la gente que existe una opción mejor, más humana para la atención del nacimiento”, manifestó el obstetra y ginecólogo Beltrán Lares, ponente de un foro sobre parto humanizado realizado en el Hospital Materno Infantil Comandante Supremo, Hugo Rafael Chávez Frías, en El Valle, Caracas.

Parto Respetado

Parto Respetado

Según Lares, los derechos de las madres deben ser plenamente respetados. “Debe existir una unión entre los proveedores de salud y las mujeres, con una promoción del apego precoz y el inicio del vínculo materno-infantil y de la lactancia materna”.

El galeno exhortó a todos los centros médicos del país a unir esfuerzos para lograr un parto respetado. “Este es un proceso que podríamos llamar de revolución dentro de la revolución; podríamos decir que eso es lo que están haciendo”.

Por su parte, la viceministra de Redes de Atención Ambulatoria de Salud, Rosicar Mata, expresó en un conversatorio que se efectuó sobre este tema: “El parto humanizado realza el protagonismo de la mujer y el derecho a estar con su pareja o con la persona que ella quiera, en ese momento tan importante como es traer al mundo un hijo”.

Añadió que “el parto no es un asunto individual, es un momento para la celebración en familia y las mujeres tienen derecho a estar acompañadas, controlarse el parto y parir de la forma cómo ella quiere, agachada, vertical, en la forma que se sienta más cómoda”.

Entretanto, la doctora Asia Villegas, directora General de Promoción y Participación Popular en Salud sostuvo que se busca generar una reflexión sobre cómo podemos unificar esfuerzos en la construcción de nuevas alternativas para el parto y el rol reproductivo en el marco de una sociedad que apostamos: paritaria, socialista, igualitaria, un espacio de paz.

Ginecobstetras y parteras Wayuu juntos en Diálogo de Saberes

Ginecobstetras y parteras Wayuu juntos en Diálogo de Saberes

Ginecobstetras y parteras Wayuu juntos en Diálogo de Saberes

Con el propósito de reforzar la transversalización de las políticas públicas de salud en las comunidades indígenas y reivindicar el derecho a la salud de los Pueblos Indígenas, el Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) realizó encuentro de saberes entre médicos obstetras y parteras wayuu.

Según nota de prensa publicada por el Sistema Bolivariano de Información y Comunicación (SIBCI) la realización de este encuentro permitió abordar entre personal d el sistema de salud, la Oficina de Salud Indígena del Hospital Universitario de Maracaibo y Poder Popular los temas de comunicación y resolución de problemas de salud entre el paciente indígena, los familiares y médicos y la enfermeras.

“Las parteras Wayuu heredaron el conocimiento ancestral, son mujeres que solo con sus manos traen niños al mundo. Salud Indígena y la Dirección de Salud Familiar promueven estos encuentros para escuchar las técnicas de la cultura y de esta forma garantizar una adecuada atención a la mujer antes, durante y después del parto”.

Recomendaciones de la OMS durante el parto:

Parteras

Parteras

•Un miembro elegido de su familia debe tener libre acceso durante el parto y todo el periodo postnatal. Además, el equipo sanitario también debe prestar apoyo emocional.

•Las mujeres que dan a luz en una institución deben conservar su derecho a decidir sobre vestimenta (la suya y la del bebé), comida, destino de la placenta y otras prácticas culturalmente importantes.

•La inducción y conducción del parto debe reservarse para indicaciones médicas específicas. Ninguna región debería tener más de un 10 % de inducciones.

•No está indicado rasurar el vello púbico o administrar un enema antes del parto.

•Debe recomendarse caminar durante la dilatación, y cada mujer debe decidir libremente qué posición adoptar durante el expulsivo.

Parto Respetado

Parto Respetado

•No se recomienda colocar a la embarazada en posición dorsal de litotomía durante la dilatación y el expulsivo.

•Se recomienda controlar la frecuencia cardiaca fetal por auscultación durante la primera fase del parto, y con mayor frecuencia durante el expulsivo.

•No existe evidencia de que la monitorización fetal rutinaria tenga un efecto positivo sobre el resultado del embarazo. La monitorización fetal electrónica sólo debe efectuarse en casos cuidadosamente seleccionados por su alto riesgo de mortalidad perinatal, y en los partos inducidos.

•No está justificada la rotura precoz artificial de membranas como procedimiento de rutina.

Durante el periodo expulsivo:

•Debe protegerse el perineo siempre que sea posible. No está justificado el uso sistemático de la episiotomía.

•Debe evitarse la administración rutinaria de analgésicos o anestésicos (salvo que se necesiten específicamente para corregir o prevenir alguna complicación).

Sobre Cesáreas:

•Algunos de los países con una menor mortalidad perinatal en el mundo tienen menos de un 10 % de cesáreas. No puede justificarse que ningún país tenga más de un 10-15 %.

•No hay pruebas de que después de una cesárea previa sea necesaria una nueva cesárea. Después de una cesárea debe recomendarse normalmente un parto vaginal, siempre que sea posible una intervención quirúrgica de emergencia.

•La ligadura de las trompas de Falopio no es una indicación de cesárea. Existen métodos más sencillos y seguros de esterilización tubárica.

Joremy Borjas

Fotografìas: Agencias

Parteras

Parteras

Parteras

Parteras

Show Buttons
Hide Buttons