SAHUM-SAOI representa uno de los avances interculturales más importantes de América Latina

Roberto CamposMaracaibo. 14.04.2014. (Prensa SAHUM). Roberto Campos Navarro, docente de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México celebró que desde hace nueve años se creó, en el Servicio Autónomo Hospital Universitario de Maracaibo (SAHUM), un Servicio de Atención y Orientación al Paciente Indígena (SAOI), que sirve a pueblos originarios de la región.

“Este hospital y el Servicio de Atención y Orientación al Paciente Indígena representan unos de los avances más importantes en nuestra América Latina, en cuanto al servicio que ofrece a pueblos originarios que llegan a un hospital y donde reciben una atención biomédica”.

El docente de nacionalidad mexicano resaltó la importancia de acabar con la discriminación hacia el paciente indígena, que generalmente se observa en todos los países de América Latina. “Los hemos puesto en un segundo lugar y pienso que es importante acabar con esa discriminación y que se le atienda igualito que todos”.

Chinchorros en hospitales

Chinchorros en Hospitales

Chinchorros en Hospitales

Campos contó que hace más de 10 años visitó el hospital de Paraguaipoa y preguntó por qué no se habían puesto chinchorros dentro del hospital, ni dado chicha Wayuu a los pacientes hospitalizados.

“En esa oportunidad me dijeron que eso no se hacía en ninguna parte de Venezuela, y que por supuesto, tampoco se hacía en Paraguaipoa. Casi fui calificado como una persona un poco extraña o loco, por estar sugiriendo que hubiese chinchorros en un hospital, sin embargo, a mediados de los 90 ya lo habíamos hecho en México”, aclaró.

El invitado internacional manifestó que en su país realizó una incorporación planificada de hamacas dentro de un hospital biomédico. “En la península de Yucatán, la gente Maya acostumbra a dormir cotidianamente en hamacas o chinchorros y ¿por qué el hospital de la localidad no podía tener hamacas dentro del hospital?, sobre todo para beneficio de las mujeres, que habían tenido parto o que iban a ser operadas”, reflexionó.

Según Campos, la incorporación de las hamacas en ese hospital de México representó un éxito rotundo, porque las mujeres que estaban enfermas en su totalidad expresaron que se sentían más cómodas, y que se recuperaban más fácilmente, después del parto o la cirugía.

“Esa experiencia fue muy importante, porque nos dimos cuenta que sí se podían hacer cambios en los hospitales biomédicos, que si se podía hacer transformaciones y cuando lo conversamos en Venezuela era precisamente pensando en ese éxito, que habíamos tenido en México”.

Mejorar el servicio a pueblos indígenas

La incorporación planificada de hamacas dentro de un hospital biomédico fue posible en Venezuela años más tarde. “Conocí a la doctora Noly Fernández, cuando era nada más una médica epidemióloga Wayuu, en Bolivia, en un seminario de salud intercultural allí empezamos a platicar de las cuestiones que se podían hacer en las facultades para dar un mejor servicio a pueblos originarios”.

Precisó que cuando surgió la invitación del presidente Hugo Chávez para que se creara la Dirección de Salud Indígena, se empezó a hacer operativo todo aquello que habían conversado Fernández y su persona.

“Cuando Noly Fernández quedó como directora a nivel nacional introdujo precisamente los chinchorros en los hospitales, ????????donde se requerían, pero la interculturalidad va más allá de los chinchorros, también es importante la alimentación, introducir la chicha, bebida a base de maíz”, que en el este momento ya está en el menú del hospital Universitario.

El docente de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México propuso además, incorporar albergues o centros de hospedajes para los familiares de los pacientes indígenas, porque en toda América Latina nunca llegan solos, sino acompañados de la familia, y por ende, ellos también deben descansar, mientras el enfermo esté internado.

“Estos cambios se han ido logrando poco a poco en Venezuela, pero también en nuestra América Latina. Los éxitos no solo se dan en México y Chile, en este momento, el hospital Universitario de Maracaibo es la vanguardia en América latina, lo que es muy importante porque va a ser el ejemplo y el paradigma, no solamente de Venezuela sino para toda América Latina”, opinó.

Directora de la SAOI del SAHUM Jasmín Gracia, Doctora Thais, Docente de la Universidad de México Roberto Campos, Directora Nacional de la SAOI Yaneth Ipuana.Para Campos, la SAOI es un gran apoyo no solo para el paciente, sino también para el personal de salud “que nos somos indígenas y este servicio sirve como un gestor de esta interculturalidad”.

Joremy Borjas/Foto: Jorge Toledo

Show Buttons
Hide Buttons