El SAHUM incorpora la chicha y la mazamorra al menú hospitalario

Chicha

Chicha

El Servicio Autónomo Hospital Universitario de Maracaibo, SAHUM, avanza en el proceso transformador de hacer justicia social y visibilizar los aportes ancestrales que en su devenir histórico demuestran la posibilidad de mantener una óptima calidad de vida, cuando se realizan prácticas de alimentación sanas para preservar la especie a través del consumo cotidiano.

Pacientes tomando chicha

Pacientes tomando chicha

Es así como desde la semana en curso, el SAHUM se convierte en el centro hospitalario pionero en incorporar a la dieta de pacientes, alimentos tradicionales de la cultura wayuu: la chicha y la mazamorra, calificados por expertos en nutrición como bebidas cuyos contenidos cubren las necesidades nutricionales del organismo humano.

El impulso para ejecutar este nuevo proceso fue ratificado por el Ministro del Poder Popular para la Salud, Francisco Armada, durante el Taller de Capacitación y Sensibilización de Salud Intercultural, realizado recientemente en la ciudad de Caracas.

Ante los participantes manifestó:“La tarea es aprovechar y utilizar la tecnología de nuestros pueblos indígenas para resolver los problemas que tenemos en los diferentes espacios de salud, a veces buscamos soluciones occidentales, cuando deberíamos aprovechar nuestra interculturalidad para solventar esos problemas, esa es parte de la tarea”.

Pacientes tomando chicha

Pacientes tomando chicha

En ese sentido y como parte de la gestión enmarcada en la interculturalidad en la salud como eje transversal, la directora del Hospital Universitario de Maracaibo, Noly Fernández, incorporó al menú del hospital el Uujolu (chicha) y el A’yajaaushi (mazamorra de maíz con leche) alimentos típicos de suma importancia para el pueblo Wayuu.

La titular del SAHUM manifiesta: “Es un momento histórico de reivindicación de la sabiduría indígena, de la tecnología culinaria como aporte a la sociedad occidental dentro de ese reconocimiento que nos diera el presidente Hugo Chávez y que quedó plasmado en esa Constitución, el derecho a la medicina tradicional, el reconocimiento de los usos y costumbres. Creo que estamos haciendo un buen aporte para la sociedad occidental, de compartir los alimentos que nos han permitido vivir, resistir y luchar por más de 500 años”.

Uujoluy jee A’yajaaushi: alimentos nutritivos

Pacientes tomando chicha

Pacientes tomando chicha

Según Hilario Chacín,Cronista e investigador de la Guajira: “La mujer después del alumbramiento debe consumir chicha recién hecha y caliente para que no sea una persona enfermiza y pueda prolongar su juventud, igual con la mazamorra, son recomendables para las personas que han sufrido algún accidente o están enfermas, para la niña en su desarrollo. Para el pueblo wayuu es una ofensa ofrecerle carne después del parto porque ella se cuida mucho para mantener la juventud para no ser víctima de alguna enfermedad. La mazamorra es un desayuno o cena que siempre ha existido dentro del pueblo wayuu. La chicha es un alimento que complementa las comidas, da hambre, más bien purifica el estómago. El niño desde los tres años ya está comiendo mazamorra”.

Josmary González, jefe de Nutrición del SAHUM: “El aporte nutricional desde el punto de vista clínico es: doscientos centímetros cúbicos (cc) que estamos calculando suministrar a las madres por toma. Les van a aportar a la mujer 136 kilocalorías por cada 200 cc., 1.7 gramos de proteína, 34.38 gramos de carbohidratos. Se cubre aproximadamente un diez por ciento de las necesidades de kilocalorías y carbohidratos requeridos por día”.

Yosmary Vera Cheff, Marlín González jefe de Nutrición de Servicio de Gineco-Obstetricia Maternidad Castillo Plaza y Josmary González jefe de Nutrición del SAHUM.

Yosmary Vera Cheff, Marlín González jefe de Nutrición de Servicio de Gineco-Obstetricia Maternidad Castillo Plaza y Josmary González jefe de Nutrición del SAHUM.

Marlín González, jefe de Nutrición de Servicio de Gineco-ObstetriciaMaternidad Castillo Plaza: “vamos a cubrir el requerimiento que necesitan los pacientes para así acortar su estadía intrahospitalaria. Se le calcula de acuerdo a la patología y a lo que necesita en ese instante, lo podemos cubrir a través de la chicha y por supuesto eso se lo va a transmitir la madre a su bebé a través del pecho.”.

Yosmary Vera, Cheff :“ya iniciamos la preparación y el suministro. Vamos a preparar diariamente 70 litros de chicha para distribuir 40 para los pacientes hospitalizados y para los pacientes que atienden a diario en el Servicio de Atención al Paciente Indígena, SAOI, y 30 litros destinados a las pacientes de la Maternidad Castillo Plaza. Se alternará la chicha y la mazamorra entre los pacientes, en dosis diarias para el desayuno.Se irá aumentando gradualmente hasta cubrir desayunos y cenas, para proveer nutrición a los pacientes”.

Explica la experta culinaria que para preparar la chicha(Uujolu), se remoja un día antes el grano, luego se procesa o muele el maíz pilado de manera industrial (aunque originalmente se hace forma artesanal). De dos kilos de maíz se sacan veinte litros de chicha que tiene un consumo para cada persona de 200a 250 mililitros. De cada cien gramos de maíz se saca un litro de chicha.

 Directora del SAHUM, Noly Fernández, brinda por este hecho histórico

Directora del SAHUM, Noly Fernández, brinda por este hecho histórico

Para preparar la mazamorra(A’yajaaushi), en el libro La Cocina Wayuu, escrito por Hilario Chacín, describe textualmente: “se utiliza agua, maíz, sal o panela. Puede ser de auyama o maíz millo tierno (waanairolu’u). Se lava el maíz, se remoja en agua con un día de anterioridad para ablandarlo, al siguiente día se muele no muy fino, luego en un poco de agua se echa y se cuela para sacar el afrecho; aparte en una olla grande se hierve el agua y se agrega el maíz ya colado, poco a poco agregar el jugo del maíz; dejarlo en cocción por media hora, se le agrega leche, revolverlo con una paleta de vez en cuando”.

Jazmín García, Coordinadora General de la SAOI:“Es muy importante para el pueblo indígena que se incluya nuestro menú alimentario en un hospital tipo IV como es el SAHUM. Es el cumplimiento del legado que nos deja nuestro presidente Hugo Chávez Frías que se le da cumplimiento, a que se debe respetar nuestras prácticas, usos, costumbres. Se cristaliza ese sueño donde nuestros hermanos indígenas que lleguen a este hospital les podamos ofrecer la tradición que come en su casa. Eso permite la pronta recuperaciónde nuestros hermanos indígenas”.

Jazmín García, coordinadora general de la SAOI en el SAHUM degustando la chicha con personal y pacientes

Jazmín García, coordinadora general de la SAOI en el SAHUM degustando la chicha con personal y pacientes

Anggie Thamar Hernández Palmar, Jefe de Depósitos de Alimentos: “tiene gran significado que se haya incorporado en el menú del hospital la chicha, un alimento bastante sustancioso en términos de vitaminas y de otros componentes que han hecho y han servido para la supervivencia de la población indígena. Es un alimento tan importante que lo puede consumir el resto de la población venezolana. En el hospital se aprovechan las políticas del legado del presidente Chávez, de la interculturalidad, de hacer esa inclusión que pregonaba el Presidente y ahora es un hecho. Van a consumir un alimento ancestral que es base para la alimentación de la población mundial”.

Con el suministro de chicha y mazamorra para nutrir a los pacientes del hospital Universitario de Maracaibo se ratifica el proceso de reconocer el modo de alimentación de nuestros ancestros para garantizar una vida sana desde el nacimiento hasta la vejez, mientras se transita por una niñez, adolescencia y adultez saludable.

Vale resaltar la importancia social que significa este proceso de inserción intercultural para preservar la vida y el ambiente con la garantía de mejorar, prevenir y mantener la salud, no solamente para venezolanas y venezolanos sino también para la población de países que acojan este alimento y lo integren a su diario vivir.

El grano de maíz, al igual que otros granos cosechados y consumidos ancestralmente como la quinua, es garantía de proveer un adecuado aporte nutricional a la población mundial. Ambosson de fácil cultivo en países latinoamericanos y pueden incorporarse en la alimentación para las naciones donde aún se lucha por deslastrarse de lazos imperialistas que envenenan la salud de la gente a costa del enriquecimiento de una minoría.

El Servicio Autónomo Hospital Universitario de Maracaibo se convierte así en la institución pionera en proveer chicha y mazamorra, alimentos nutricionales consumidos por nuestros ancestros y pueblos indígenas, garante del futuro para alimentar y nutrir a la población del planeta.

María Elena Araujo Torres/Prensa SAHUM

Show Buttons
Hide Buttons