CONVIERTE EL HIERRO Y ÁCIDO FÓLICO EN TU MEJOR ANTOJO DE TU EMBARAZO

De la sana alimentación, a la ingesta de hierro y ácido fólico, las embarazadas cuentan con la clave para satisfacer; tanto sus necesidades, como las del bebé. La insuficiencia de suplementos vitamínicos y minerales trae consecuencias muy serias para el desarrollo de las funciones cerebrales del feto, incrementa la prevalencia de nacimientos prematuros y la frecuencia de bajo peso al nacer.De acuerdo a la explicación detallada de la doctora Susana Salazar, pediatra del Servicio Autónomo Hospital Universitario de Maracaibo (SAHUM) las embarazadas están invitadas a poner como rutina, la buena prevención en consultas prenatales -con la indicación de ingestas de hierro y ácido fólico diario- o sus derivados, en alimentos proteínicos como: pescado y pollo, frutas, cereales, vegetales de hojas verdes, frutos secos; entre otros.

“El hierro, es un mineral fundamental para la formación de glóbulos rojos, durante la gestación. De igual forma, la ingesta de vitaminas, como el ácido fólico previene los defectos en el tubo neural (cerebro y médula espinal) durante los primeros 3 meses de embarazo”, indicó la doctora Salazar.

GARANTIZAR UN EMBARAZO SALUDABLE

Poner en práctica los consejos de la también especialista en hematología -más que un recetario médico- debe convertirse en el principal antojo a consumir por las futuras madres; lo cual contribuye a disminuir los índices de mortalidad infantil en Venezuela.
Asimismo, la pediatra Susana Salazar, a propósito de la pandemia de Covid-19, hizo un llamado a las féminas zulianas para garantizar un sano embarazo, con el suplemento diario por vía oral de hierro y ácido fólico “según los estudios recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se estima que más del 40 por ciento de las embarazadas del mundo sufren anemia. Al menos, la mitad de esta carga de anemia se atribuye en principio, a la carencia de hierro”, destacó.
Explicó, la especialista del principal hospital Centinela del occidente venezolano “el consumo recomendado de ácido fólico es de 400 microgramos o 4 mg; el mismo, debe administrarse de 3 a 6 meses, antes del embarazo y el primer trimestre de gestación; e inclusive, hasta el término del embarazo”, finalizó.

Redacc: K. Cortéz/Fotos: K. Cortéz-Y. Vera
Prensa SAHUM

Show Buttons
Hide Buttons